Qué es o no sexy puede parecer una decisión personal y subjetiva. Sin embargo, un grupo de investigadores y psicólogos del Reino Unido han realizado un estudio que explica –en base a la ciencia– cómo hay que bailar para que los movimientos sean considerados como ‘sexys’.

Para conocer cuál es el baile más sensual estudiaron movimientos de 39 mujeres al ritmo de Robbie Williams. Grabaron sus movimientos y los mapearon con un ordenador para que se calificasen más tarde, trazados como avatares. Según el estudio, la clave para el baile más sexy en el caso de las mujeres está en el movimiento de muslos, brazos y caderas.

Los bailes que incluían movimientos más grandes y movimientos más amplios en las caderas así como movimientos asimétricos de las piernas derivaban en mayores puntuaciones por parte de los jueces. Según explica el investigador del estudio, Nick Neave, estos movimientos proporcionan información “sobre la salud y feminidad de la bailarina”, lo que puede traducirse en “una señal para la fertilidad”.

Por otro lado, la capacidad de mover los brazos de forma independiente puede indicar un buen control motor, “siempre y cuando la independencia no se convierta en un movimiento incontrolado y patológico”. 


Redacción (Agencias)