Según un estudio realizado en China, dormir una hora de siesta puede mantener el cerebro cinco años más joven. El estudio ha sido realizado a 3.000 ciudadanos chinos de más de 65 años, entre los que un 60% han asegurado que dormían una siesta de entre 30 y 90 minutos.

Los resultados, publicados en la revista científica “American Geriatrics Society”, revelan que las personas que aseguran dormir más o menos tiempo de una hora, han mostrado unas disminuciones en sus habilidades cognitivas de entre cuatro o seis veces menores que los que dormían una hora.

El encargado de dirigir la investigación, el Dr. Junxin Li, ha asegurado que “la función cognitiva se asocia significativamente con las siestas”.

(Redacción Agencias)