Un restaurante de una cadena de comida rápida de la ciudad de Pekín ha instalado una tecnología que escanea la cara de los clientes. De acuerdo con los datos que obtiene, les sugiere un determinado menú.

El nuevo sistema ha sido desarrollado por el gigante tecnológico local Baidu, conocido en el país por sus servicios de búsqueda en Internet.

“Cuando un cliente entra en el restaurante, el sistema puede, según su cara, adivinar qué edad tiene, si es hombre o mujer, además de analizar su carácter: si es abierto, si es tímido…de esta manera puede recomendar un determinado menú para él, señala el ingeniero de Baidu, Qiao Shi.

Redacción (Agencias)