Una cadena de pastelerías madrileña cumple con la tradición de introducir un diamante entre los 20.000 roscones que elabora cada año para Reyes.

El gerente de la empresa Uvepan, Francisco Valverde, ha señalado que en las navidades de 2014 pusieron dos lingotes de oro; en las siguientes dos puestos de trabajo y ahora, por segundo año consecutivo, “una piedrecita importante”. 

El fundador de esta cadena de panaderías, ha señalado que busca que los madrileños vuelvan a comprar los roscones “en tiendas artesanas”; ya que los supermercados venden una “masa redonda más barata” y “están adulterando” los ingredientes tradicionales del roscón.

El diamante va envuelto en un papel y se le pide a la persona afortunada que se ponga en contacto con Uvepan para anunciar el premio, en el caso de que así lo desee.

(Redacción Agencias)