La revista estadounidense Plos One ha publicado un estudio que muestra los 25 alimentos más adictivos. La mayor parte de ellos podrían categorizarse dentro de lo que se conoce como “comida basura”, alimentos con un alto contenido en grasas y carbohidratos refinados.

La investigación se realizó sobre una muestra de 120 personas a las que se pidió que clasificaran en una lista los alimentos que les resultaban más adictivos. El resultado no dio lugar a dudas: los alimentos con más grasas eran los que resultaban más adictivos.

Listado (por orden de preferencia): pizza; chocolate; patatas fritas de bolsa; galletas de chocolate; helado; patatas fritas; hamburguesa con queso; refresco con azúcar; pasteles; queso; bacon; pollo frito; bollería; palomitas con mantequilla; cereales; golosinas; carne; magdalenas; frutos secos; huevos; pechugas de pollo; pretzels; crackers; agua y barritas energéticas.