Casi la mitad de los niños nunca querrían dedicarse a la política. Así lo indica un estudio de Adecco que se ha realizado entre menores de 4 y 16 años de toda España.

Las niñas prefieren ser profesoras mientras que a los niños les gustaría ser policías. La  profesión de futbolista deja de ser la más atractiva por primera vez.

El 19,5% de los niños elegiría como presidente del Gobierno a un cantante conocido mientras que el 12,2% se decanta por futbolistas. El 5,5% designaría incluso a un personaje de dibujos animados para gobernar.

Los más pequeños tienen claro su futuro: prefieren seguir estudiando a empezar a trabajar pronto, saben que los idiomas son fundamentales, apoyan una jornada continua para conciliar familia y trabajo y cuando llegue la jubilación, quieren viajar.

Redacción (Agencias)