Ir al gimnasio para hacer ejercicio cuatro horas después de aprender algo ayuda a potenciar la memoria. Así lo revela un estudio publicado por la revista especializada Current Biology.

Los expertos descubrieron que quienes había ido al gimnasio cuatro horas después de la memorización habían retenido la información mejor que el resto.

La imágenes cerebrales también mostraron que el ejercicio después de un cierto tiempo estaba asociado a representaciones más precisas en el hipocampo, un área importante para el aprendizaje y la memoria, cuando el individuo en cuestión respondía una pregunta correctamente.

Sin embargo, los expertos admiten que no ven aún con claridad cómo o por qué demorar el ejercicio físico tras el aprendizaje ejerce ese efecto en la memoria.

Redacción (EFE)