Un 83% de los españoles considera que el teléfono móvil es imprescindible en sus vacaciones de verano. Hasta tal punto es así, que lo priorizan a la hora de hacer la maleta por encima del cepillo de dientes, el maquillaje o los utensilios de afeitado. Así lo indica una encuesta de Asus.

Los principales motivos para no despegarse del móvil ni en vacaciones son estar conectados con familiares y amigos y la búsqueda de información. Y para ello, los españoles usan más de una hora al día.

El estudio también revela que 7 de cada 10 españoles van a la playa y a la piscina con aparatos tecnológicos. La mitad de los españoles usa el móvil o la tablet para capturar los momentos especiales en vez de la cámara de fotos y reconoce que en vacaciones utiliza más las redes sociales.

 

Redacción (Agencias)