Un grupo de cocineros de Nápoles, en Italia, ha logrado entrar en el libro Guinness al elaborar una pizza de 1.853 metros, la más grande del mundo. Ha sido tras 15 duras horas de trabajo.

La “súper pizza” llevaba dos toneladas de mozzarela y harina, 1.500 kilos de salsa de tomate, 200 kilos de aceite y 30 kilos de albahaca fresca.

La confección de esta pizza margarita se ha convertido en un evento que ha congregado a pizzeros de toda Italia que se han coordinado para lograr su objetivo.

Los napolitanos han arrebatado finalmente a los milaneses el récord de la pizza más larga del mundo de unos 1.595 metros que lograron el año pasado.

Redacción (Agencias)