Rufus es nuestra Kisscota de hoy. Es un mestizo (mezcla de pastor alemán y pastor belga) de 9 de años con una vitalidad y salud de cachorro. Fue un perro de guardia y, con la llegada de un macho más joven a la finca donde él vivía, sus dueños decidieron sacrificarlo. La veterinaria, viendo que el perro estaba sanísimo, se negó a acabar con su vida. Desde hace un año Rufus vive en el refugio SPAP Mallorca.

 

rufus