Una pizzería de Nueva York se ha propuesto elaborar cajas de pizza con la propia pizza. En concreto, utilizan la masa de la pizza a modo de caja de la misma. De esta forma, tenemos una pizza dentro de otra.

La idea pretende evitar que cientos de cajas de pizza acaben en la basura. El cliente recibe de esta curiosa forma sus pizzas: la que ha pedido y la que sirve de envoltorio.

No es la primera vez que este local se hace popular en las redes sociales gracias a sus curiosos inventos. En 2015, una pizza que tenía como ingredientes pequeños trozos de pizza se hizo viral en las redes.

La idea de este año es respetuosa con el medio ambiente (o al menos más que una caja de cartón) y sin duda alegrará a muchas barrigas que se satisfarán por partida doble.

 

Redacción (Agencias)