Se acerca la Navidad, y un año más los perros y gatos forman parte de la lista de deseos que los niños españoles incluyen en su carta a los Reyes Magos.De hecho, el 50% de los niños españoles reconoce haber pedido un perro o un gato a los Reyes Magos o Papá Noel.

Es una cifra elevada que contrasta con el 98% de los niños que asegura tener claro que los animales no son juguetes. Son datos extraídos del estudio ‘Juntos Crecemos Mejor 2015’. Un 60% de los niños asocian al perro o gato con un ‘compañero de actividades y juegos’. De hecho, ocho de cada diez menores de entre nueve y doce años prefieren jugar con su gato o su perro antes que con videojuegos.

Además, el animal representa, después de sus padres, la principal fuente de apoyo emocional. De este análisis destaca también la percepción que los niños tienen de su relación con la mascota, pues el primer concepto que asocia la mayoría es el de ‘cuidar’, seguido por ‘jugar’ y ‘alimentar’.

Por este motivo y con la llegada de la Navidad, Fundación Affinity recomienda llevar a cabo un proceso de reflexión previa a incorporar una mascota en la unidad familiar con el objetivo de garantizar el bienestar de los animales, así como reducir el abandono de perros y gatos.

Redacción (Agencias)