Los niños pagan siempre los platos rotos de los mayores, “incluso las deficiencias del sistema social”, ha asegurado el cantante Alejandro Sanz en la presentación del nuevo área de Juegaterapia del Hospital 12 de Octubre y del “Baby pelón”, un muñeco que lleva un pañuelo diseñado por él en la cabeza.

El área de Juegaterapia del 12 de Octubre, promovida por el centro sanitario y la Fundación Juegaterapia, es un espacio de 800 metros cuadrados de zonas verdes, plantas, columpios y una gran cúpula que proporciona sombra para que los niños puedan jugar al aire libre mientras reciben sus tratamientos de quimioterapia.

Alejandro Sanz plantó allí hace un año el primer árbol de ese jardín, situado en la planta octava del edificio Materno-Infantil del centro sanitario. Ha querido mandar un mensaje de solidaridad, fuerza y esperanza a las familias de los niños enfermos: “cuando uno es padre de un hijo, es padre de todos los niños del mundo y me dan ganas de abrazarles y de darles todo el cariño que les daría a mis hijos”.

El artista ha agradecido a todos los que han contribuido con sus donativos a apoyar la “juegaterapia” y a los que han comprado ya 76.000 “Baby Pelones”, que llevan un pañuelo diseñado por el propio Sanz y su hija Alma. El pañuelo está estampado con una corona, el símbolo hippie, una luna, globos y sonrisas, a propuesta de su hija, y las palabras “guapo” y “guapa”, a sugerencia de él.

Redacción (EFE)
Foto: Juegaterapia