Robbie Williams ha iniciado esta noche en Madrid una gran gira europea que coincide con el primer cuarto de siglo de su carrera. El concierto ha estado lleno de sorpresas y en él ha combinado sus grandes éxitos con versiones de otros.

El artista más galardonado en Reino Unido se entregó a la música y al espectáculo en un gran escenario compuesto por pantallas colosales y tres bolas de discoteca giratorias. El cantante, con pelo rubio oxigenado, cuernos y gafas de sol dio comienzo a una velada con “Let me entertain you, el single de su primer disco en solitario que titula esta gira. Además, no dudó en cambiarse en varias ocasiones y apareció ataviado con una falda e incluso un bañador.

Williams hizo que el público se moviese al ritmo de “We will rock you” de Queen y “I love rock and roll de Joan Jett. Pero los homenajes continuaron con otras versiones como Royals” de Lorde, que fusionó con uno de sus temas más recientes, “Bodies”

El concierto terminó en los bises con la celebérrima “Bohemian rhapsody” de Freddy Mercury y su grupo, y la romántica “Angels”, que dedicó a las víctimas del accidente aéreo en Los Alpes franceses.

Una vez más, Robbie Williams ha demostrado que es “el mejor solista británico de los últimos 25 años” y ha prometido volver. “Os prometo que no pasará tanto tiempo para mi próxima visita”, dijo entre aplausos.

Redacción (Agencias)