El pez cardenal de Banggai es un papá de primera, porque protege a sus alevines dentro de su boca una vez eclosionan los huevos, según han destacado hoy los biólogos del Aquarium de Barcelona, coincidiendo con la celebración mañana del Día del Padre.

El macho de esta especie endémica de las islas de Banggai, en Indonesia, es el encargado de proteger a sus alevines durante las primeras etapas de vida en un peculiar refugio, sus fauces. El macho de la pareja mantiene a sus crías en la cavidad bucal durante las primeras semanas de vida de éstas, hasta que son lo suficientemente maduras como para enfrentarse al mundo.

Durante este período, el padre no puede comer, y ha de abrir la boca de vez en cuando para mantener los huevos limpios y aireados.

El pez cardenal de Banggai habita las lagunas y los arrecifes exteriores en torno a las 123 islas del archipiélago indonesio de Banggai, lo que supone un radio aproximado de 5.000 kilómetros cuadrados.

Este pequeño pez, de unos 9 centímetros de largo, vive en grupos de hasta 60 individuos y es de costumbres nocturnas. Durante el día permanece en grietas y cuevas o entre algas, mientras que por la noche abandona sus escondites para alimentarse.

Es una de las 450 especies que se exhiben en el acuario barcelonés.

Redacción (EFE)