Las luces del mayor árbol flotante de Navidad del mundo han vuelto a encenderse en Río de Janeiro, donde un espectáculo de fuegos artificiales, música y luces ha puesto el toque navideño a la cálida capital carioca.

El árbol de 85 metros de altura, 542 toneladas de peso y 3,1 millones de lámparas ha creado expectación en las miles de personas que se acercaron para contemplar uno de los atractivos de la ciudad en época navideña. Bajo el lema “Una Navidad de luces”, un espectáculo visual repasó la historia del ciclo de la luz: primero llegó el brillo de las estrellas, le siguió la fuerza del sol, el esplendor lunar y finalizó con las luces de Navidad.

El árbol navideño de Río de Janeiro, que se iluminará todas las noches hasta el 6 de enero, está certificado por el libro Guinness de los Récords como el mayor del mundo sobre el agua, según la empresa organizadora del espectáculo.

 

Redacción (Agencias)