Cada vez más trabajadores alemanes se muestran a favor de la presencia de perros en la oficina para reducir el estrés, al tiempo que aumenta también la disposición entre los empleadores a aceptar a estos animales de compañía en el lugar de trabajo, en vista de los beneficios que aportan.

Esta es la principal conclusión del primer estudio representativo sobre el tema “perros en el trabajo” realizado por el portal demoscópico Statista. Según la encuesta, encargada por la red social para profesionales Xing, el 53 % de los empleadores no rechaza explícitamente un animal doméstico en la oficina, mientras el 28 % de los empleados considera que las mascotas deberían estar permitidas en el lugar de trabajo.

Además, más de un tercio de los 1.004 encuestados considera que los jefes ganan en atractivo al permitir la presencia de perros en la oficina, mientras que 4 de cada 10 empleados están convencidos de que tener al mejor amigo del hombre en el lugar de trabajo reduce el estrés y tiene efectos relajantes.

Redacción (Agencias)