Un lujoso apartamento de tres plantas en el ático de un edificio de Park Avenue acaba de irrumpir en el mercado inmobiliario de Nueva York convertido en la vivienda más cara de la ciudad, valorada en 130 millones de dólares.

El ático de 3.700 metros cuadrados, cuya construcción se espera que concluya para el año 2017, coronará un bloque de apartamentos de 54 pisos situado en el número 520 de Park Avenue, en el codiciado barrio del Upper East Side.

El apartamento contará también con una impresionante terraza de 383 metros cuadrados con vistas a Central Park, según los promotores inmobiliarios.

Redacción (Agencias)