El Arenal Sound echa el cierre después de cuatro días de conciertos en los que la dicotomía entre la música pop y los sonidos electrónicos, han resultado ser la fórmula mágica para congregar a 50.000 personas al día.

La última jornada ha contando con menos afluencia de público, sobre todo a primera hora, porque muchos ya han emprendido el camino de vuelta a casa. Sin embargo, otros aguardaron en las zonas de acampada y en el paseo marítimo, haciendo “botellón” hasta que sonaron nombres como el dúo sudafricano Die Antwoord, uno de las propuestas más interesantes de esta edición del Arenal.

El equipo de David Sánchez, trabajará para seguir aumentando en calidad, ha dicho el director, pero no quiere un festival ni más grande ni más pequeño, ni tampoco aprovechar el tirón para aumentar los precios para la próxima edición, para la que empezarán a trabajar mañana mismo, y que se celebrará en el mismo recinto del 28 de julio al 2 de agosto de 2015.

 

Redacción (Agencias)