Sólo uno de cada diez españoles se desvincula del teléfono móvil en vacaciones y es capaz de dejarlo en casa, según un estudio del fabricante español de dispositivos móviles bq, que revela además que tres de cada cuatro usuarios lo utiliza preferentemente para hacer fotografías.

El estudio, fruto de 1.250 encuestas a internautas, realizadas entre marzo y principios de julio, desvela que el 93 % de los entrevistados admite que lleva siempre consigo el dispositivo móvil, aunque no le preste atención.

El 51,5 % lo mantiene encendido para estar en contacto permanente con su círculo personal, y un porcentaje del 36,3 % que no lo apaga argumenta que el motivo es tenerlo disponible siempre en caso de emergencia.

El 5,3 % de los españoles que no se separa del móvil en vacaciones alega que es para que se les pueda localizar desde el trabajo en cualquier momento.

Según el estudio, los españoles utilizan sus móviles en vacaciones preferentemente para hacer fotografías, el 74,8 %. El 60,5 % lo usa como despertador, y el 53,6% como sustituto de su GPS tradicional; tan sólo el 35 % de los encuestados lo utiliza únicamente como teléfono.

Redacción (Agencias)