¡Atentos, porque Sor Cristina ha vuelto a conmocionar a Italia! La monja que sorprendió a los cuatro coaches de La Voz italiana en el proceso de selección, ha vuelto a sorprender a los italianos, esta vez más rockera que nunca.

Y es que Cristina Scuccia se ha lanzado a por el Livin’ on a Prayer, el éxito ochentero de Bon Jovi. Lo ha hecho con una breve versión, a la que no obstante le da tiempo a crecer desde una parte totalmente tranquila hasta un final más cercano al heavy metal que practicaban hace unos años los de Nueva Jersey.

La monja de 25 años ha vuelto a ganarse al público con su soul, y ya está en la final. A nosotros nos encanta… ¡algunos de por aquí confiesan que ya están rezando para que gane!

Redacción (Agencias)