La isla que no existe

El sueño de cualquier explorador es descubrir un territorio desconocido, pero un equipo de científicos australianos ha hecho exactamente lo contrario: encontraron una isla que no existe.

La isla, de nombre Sandy Island, aparece en distintas cartas marinas y mapas del mundo y, al parecer, se encuentra entre Australia y Nueva Caledonia, en el Pacífico sur, pero en realidad no está allí, informa el periódico australiano Sydney Morning Herald. En un viaje organizado para visitarla, la responsable científica de la misión, Maria Seton, y su tripulación no encontraron nada que emergiera del océano azul en el punto señalado por los mapas como ubicación de Sandy Island.

“Empezamos a sospechar cuando las cartas de navegación utilizadas por el buque mostraron una profundidad de 1.400 metros en una zona donde nuestros mapas científicos mostraron la existencia de una gran isla”, dijo Seton, geóloga de la Universidad de Sydney.

“De alguna manera este error se ha propagado a través de la base de datos mundial de líneas costeras que se realiza con una gran cantidad de mapas”. La isla desaparecida ha sido incluida regularmente en publicaciones científicas desde por lo menos 2000. “Incluso a bordo de la nave los mapas del tiempo se habían obtenido para una isla en este lugar”, explicó Seton.

Redacción (Agencias)