Cada 31 de octubre, las calles se inundan de máscaras terroríficas, disfraces pintorescos y calabazas. ¡Halloween ha llegado! La fiesta anglosajona de la “Noche de los difuntos”, cada vez gana más adeptos en España. Pero…¿sabes cuál es el origen de esta fiesta?

Halloween, (contracción de All Hallows’ Eve), tiene su origen en una festividad celta denominada Samhain, que significa literalmente “fin del verano”.  En esta fiesta se celebraba el final de cosechas  y era el considerado “Año Nuevo Celta”, que comenzaba con la estación oscura. Los antiguos celtas creían que la línea que unía a este mundo con el “más allá” se estrechaba con la llegada del Samhain, de manera que se permitía a los espíritus pasar a través de ella. De ahí precisamente el uso de máscaras, que tenían como finalidad ahuyentar a los espíritus malignos.

Esta fiesta inicial celta se ha mezclado con tradiciones de otras poblaciones (los inmigrantes irlandeses la llevaron hasta EEUU, por ejemplo) y ha ido evolucionando poco a poco hasta convertirse en una fiesta cada vez más popular.  La internacionalización de Halloween, inicialmente celebrada en EEUU, se produjo a finales de los años 70 gracias al cine y las series de televisión.  

 

 

Redacción