Ya es posible disfrutar de una cena romántica en el interior de una mina, eso sí, para hacerlo tenemos que viajar hasta Finlandia.

En el oeste de Helsinki se ha inaugurado el “Muru Pops Down in Tytyri”, el primer restaurante del mundo que se ha construido en el interior de una mina, exactamente a una profundidad de 80 metros bajo la tierra.

A la luz de las velas y con roca pura como decoración, los comensales pueden degustar la cocina del galardonado chef  Timo Lintsi cuyo menú está inspirado precisamente en el elemento tierra. Además durante la cena, pueden descender hasta 350 metros para visitar una cueva de piedra caliza situada al oeste de Helsinki.

Una experiencia única que está causando sensación entre los finlandeses y de la que se puede disfrutar a partir de 128 euros.

Redacción (Agencias)