“Es una versión potente”, explicó a su productor, Carlos López, quien contó que se ha recortado los diálogos y “gags” que había en la versión española para adaptarla a otros públicos.

El musical llegó completamente en inglés a su estreno en Francia, pero con los efectos especiales, vídeos y bailes de la producción que conocieron en dos giras nacionales los espectadores que la pudieron ver en España.

“Es un musical ‘blanco'”, aseguró López, en el sentido de que no se aborda los aspectos personales del cantante, sino únicamente su faceta musical; “estamos sacando lo mejor de Michael Jackson. No nos interesa lo que no sea su obra artística”, agregó.

En él se pretende además trasladar al público “el mensaje de amor a la naturaleza” del cantante norteamericano, fallecido en 2009.

El espectáculo adapta su versión al inglés y además presenta un elenco europeo que hace un recorrido por todos los números uno y temas no tan conocidos del cantante desde sus inicios en los Jackson Five hasta sus últimos trabajos.

El espectáculo recoge éxitos como “Thriller”, “Billie Jean”, “Beat it” o “Black or white”.

Carlos López -que destacó que su producción no cuenta con ayudas públicas- aseguró que no hay proyecto de montar un espectáculo parecido sobre otra leyenda de la música estadounidense, la recientemente fallecida Whitney Houston, puesto que todos los esfuerzos están puestos en el musical sobre el “Rey del Pop”.

Silvia Barradas (Agencias)