La razón por la que se formaron una gran cantidad de icebergs en el camino del Titanic podría tener su explicación en que el 4 de enero de 1912 (cuatro meses antes de la tragedia),la Luna y el Sol se alinearon de un modo en que los tirones gravitatorios de uno y de otro se reforzaron.

Estos tirones provocaron una marea inusualmente alta, lo que provocó que muchos icebergs se derritieran lo suficiente como para “viajar” a las corrientes oceánicas del sur en donde, en abril de 1912 se encontraron con el Titanic.

Los autores de la teoría son unos astrónomos dela Universidad de Texas-San Marcos, con Donald Olson a la cabeza quien afirma que “la conexión con la Luna es la explicación de por qué un número inusualmente alto de icebergs se metió en el camino del Titanic”.

Redacción (Agencias)