El desdén hacia la publicidad en las redes sociales llega al 60% en Estados Unidos y al 61% en Reino Unido. En cambio, a los internautas de mercados emergentes no les importa tanto ser perturbados por los anuncios en las redes sociales: sólo el 33% de los colombianos y el 37% de los mexicanos encuestados dijeron que no desean ser molestados por estas y un 59% de los consumidores de estos mercados ve las redes sociales como un buen lugar donde aprender sobre marcas.

Según Alberto Relaño, director de Digital de TNS en España, el mundo “on line” “presenta oportunidades enormes para las marcas, pero sólo a través de estrategias personalizadas serán capaces de aprovechar el potencial. Elegir el momento o el canal de comunicación erróneo puede poner en riesgo a clientes potenciales e impactar en el crecimiento del negocio”.

Redacción (Agencias)