36 millones por un cuadro de Klimt

 La obra Litzlberg am Atterse (Litzlberg en el Attersee), del pintor austríaco Gustav Klimt, se ha vendido esta semana por 36 millones de dólares en una subasta de arte impresionista y moderno de la casa de subastas Sotheby’s en Nueva York. Este cuadro, pintado en 1914 y robado más tarde por los nazis en 1941, demuestra según el  responsable del departamento de arte impresionista y moderno de Sotheby’s, Simon Shaw, una  “calidad y rareza sensacionales” por parte del pintor.

El lienzo representa los alrededores del lago Attersee, en Austria, y perteneció a la colección del magnate austríaco Viktor Zuckerka, a quien la Gestapo le confiscó la obra en 1941. A pesar de que las primeras previsiones habían calculado un precio aproximado de 25 millones, al final de la subasta la obra hábía alcanzado los 36 millones de dólares.

Litzlberg am Atterse formó parte desde 1945 de las colecciones de diversos museos, entre ellos el Museo de Arte Moderno de Salzburgo (Austria), el último que lo ha tenido en su poder. Después de este emplazamiento y tras años de investigaciones, el julio pasado  el cuadro le fue devuelto a uno de los descendientes de la familia, quien ha confirmado que donará al museo de Salzburgo parte de lo que se recaude por su venta.

Irene Belmonte – Agencias