Niño "ruidoso"

La Guardia Urbana de Tarragona multó el pasado 13 de julio con 800 euros a la familia de un niño de 7 años por las quejas vecinales originadas por el ruido del trombón que tocaba el menor.

El niño estudia música en el Conservatorio de Tarragona y en el pasado curso obtuvo una calificación de “9”, según su madre, que ha recurrido la sanción y no la ha abonado todavía.

Según la Guardia Urbana, la sanción se impuso por las quejas vecinales por ruido y por incumplir la ordenanza municipal de civismo.

Asimismo, la multa se notificó después de que fracasara la mediación intentada y de que el niño hiciera caso omiso de la petición de tocar con sordina, como se le pidió.

Redacción (Agencias)