El 86,2% de los españoles ve series, siete de cada diez lo hacen de forma habitual y más de la mitad reconoce que son “muy o bastante importantes en su vida”, según se desprende del segundo estudio anual conocido como “El observatorio de las series”.


El informe, que analiza los usos y actitudes del consumidor de series para saber qué hay detrás de ellos, refleja que un “seriéfilo” español muy habitual sería un espectador de comedias (61,8%) que mientras disfruta de su elección decide, al mismo tiempo, picotear patatas fritas (69,6%) y tomar una bebida (el 78,7% se decanta por el agua, el 74,4% opta por un refresco y el 68,6% prefiere la cerveza).

Además, dos de cada tres encuestados dicen que para ver sus series le quita tiempo a otros productos televisivos o a otras actividades como el cine, la lectura, dormir o “estar sin hacer nada”. Incluso, un 3% asegura que se lo quita a la práctica de sexo.

Y a pesar de ello, debido a la gran oferta existente, un 40% de los “seriéfilos” sostiene que no le da tiempo a ver todo lo que le gustaría.

Redacción (EFE)