La vida de las canciones es tan impredecible como el éxito de sus propios intérpretes/ autores. El caso de Take On Me, el primer y más grande éxito de los noruegos A-ha, no es la excepción.

Según los últimos datos publicados en los Estados Unidos este tema revolucionario del pop-sintético de los 80 sigue más en forma que nunca: Las radios americanas lo han programado, de media, entre 300 y 400 veces al día en estos últimos 35 años.

En Youtube, su también revolucionario videoclip, alcanza la friolera de 886 millones de reproducciones. Fuentes de la plataforma de vídeo esperan que la canción supere los 1.000 millones a los largo de este 2019. Ésta cifra es usual para nuevos lanzamiento pero no lo es tanto para éxitos de más de 35 años.

El tema es, de lejos, la canción más escuchada de 1984. Si tenemos en cuenta todo el siglo XX, Take on Me está en la quinta posición sólo por detrás de Bohemian Rhapsody de Queen, Smells Like Teen Spirit de Nirvana y dos canciones de Guns N’Roses: Sweet Child O’Mine y November Rain.

Redacción.