España es el país más saludable del mundo, con una puntuación de 92,7 sobre 100, tras adelantar seis posiciones desde el análisis de 2017, según el estudio de Bloomberg Healthiest Country Index, que resalta la calidad del sistema sanitario público.

España Global (antigua Marca España) explica que el estudio analiza los diferentes factores que influyen en la calidad de vida de los ciudadanos en 169 naciones, como hábitos alimenticios, sistema sanitario, esperanza de vida, tabaquismo, obesidad y medio ambiente, entre otros.

Además de España, se sitúan entre los diez primeros Italia, Islandia, Japón, Suiza, Suecia, Australia, Singapur, Noruega e Israel, en un estudio que destaca, además, que el sistema de salud español “cubre con especial atención la edad temprana, a la mujer y a las personas mayores, lo que ha logrado reducir las enfermedades cardiovasculares y los cánceres”.

En cuanto a hábitos alimenticios y ambientales, Bloomberg subraya los beneficios de la dieta mediterránea y el papel del aceite de oliva virgen extra y los frutos secos en la salud de los españoles, lo que, también, influye en una menor tasa de problemas cardiovasculares.

Redacción (Agencias)