Un ingeniero informático residente en Pekín (China) es el artífice del primer refugio con inteligencia artificial para gatos callejeros. El refugio, además de proporcionar un lugar cálido con comida y agua, identifica a los animales para permitirles el acceso y es capaz de detectar enfermedades y afecciones comunes en estos animales, entre otras funcionalidades.

El refugio, controlado por una red de voluntarios, cuenta con una red de cámaras inteligentes que son capaces de registrar e identificar hasta 174 diferentes tipos de gatos permitiéndoles el acceso al refugio, así como averiguar si un gato está o no esterilizado o si padece alguna enfermedad.

El refugio cuenta también con un control inteligente de temperatura y humedad, así como un sistema de ventilación.

Aproximadamente, 40.000 gatos sin hogar viven en las calles de China, el ingeniero decidió ponerse manos a la obra.

Redacción (Agencias)

Fotografía: People’s Daily, China