La lucha por los ‘me gusta’, ‘likes’ y seguidores podría ser una práctica perseguida en un corto periodo de tiempo. De hecho, ya ocurre en ciudades como Nueva York. Se trata de una actividad habitual entre algunos usuarios de redes sociales algo que, en cambio, desvirtúa los datos reales y el tráfico en estos medios.

Nueva York (Estados Unidos) ha emitido recientemente una sentencia en contra de Demuvi, una compañía que creaba mediante ‘bots’ perfiles falsos en redes sociales para mejorar las estadísticas de personas famosas, por considerar que estas prácticas constituyen un “fraude en línea”.

La fiscal general del estado de Nueva York ha advertido en su fallo que se perseguirá la venta de seguidores falsos en redes sociales, así como comentarios, ‘me gusta’ y visualizaciones.

Los ‘bots’ en plataformas sociales como YouTube y Twitter se hacen pasar por usuarios reales, simulando su comportamiento, y “a menudo roban identidades de personas reales para llevar a cabo fraudes”.

Redacción (Agencias)