El pasado 2018 ha sido un año “dorado” para la artista de Melbourne. Kylie, publicaba su nuevo trabajo”Golden“, con aire country, coincidiendo con las celebraciones de su 50 cumpleaños.

Los buenos datos de ventas registrados por el disco en Reino Unido y Australia (sus dos mercados principales) le permiten hacer despachado, holgadamente, más de 150.000 copias hasta el momento.

Parte de este éxito se lo debe al formato cassette que, si bien es cierto que representa un porcentaje modesto del total de la venta del disco, ha puesto a Kylie en el punto de mira de sus fans más coleccionistas.

En todo 2018, al artista ha vendido casi 7.000 unidades de Golden en este formato oldie. Ha publicado hasta 3 ediciones diferentes alzándose con el número 1 en ventas de cassettes para un artista en solitario.

Este hito coincide con el reciente anuncio de la participación de Kylie en festivales de la talla de Glastonbury (Reino Unido) y Cruïlla (España) en 2019.

Redacción.