La cantante Britney Spears ha anunciado que cesará sus actuaciones de forma “indefinida” para dedicar “todo su tiempo” a su familia y sus esfuerzos para cuidar a su padre, James Spears, quien recientemente estuvo a punto de morir.

“Voy a dedicar mi atención y energía a cuidar mi familia. Tenemos una relación muy especial y quiero estar con mi familia en estos momentos de la misma forma que ellos han estado conmigo siempre”, declaró la artista en su página web. Spears expresó sus disculpas “por cualquier inconveniente que esto pueda haber causado” y dijo esperar “el momento en el que pueda volver a los escenarios y actuar” de nuevo para su público.

La artista tenía previsto iniciar en febrero el espectáculo “Britney: Domination” en el hotel Park MGM de Las Vegas. El espectáculo estaba programado que durase hasta agosto de este año.

La cantante reveló en Twitter que su padre fue hospitalizado hacer varios meses y que estuvo a punto de morir.

Redacción (Agencias)