Un soldador chino de la ciudad de Kaiyuan (noreste) ha creado una bicicleta con forma de dragón hecha con 22.000 palitos de helado, que es capaz de echar fuego por la boca o identificar billetes falsos.

El inventor, Chao, tardó cuatro meses en terminar este particular artefacto que, con sus 20 kilos de peso y un metro de altura, es lo suficientemente robusto como para transportar a un adulto.

El diseño de la pieza se asemeja a un gigantesco dragón, está decorada con 300 lucecitas de varios colores y contiene artilugios y funcionalidades singulares como un identificador de billetes falsos, reproductor de música, altavoces y timbres de alarma.

Empeñado con simular las peculiaridades del animal mitológico, Sun ha instalado un dispositivo pirotécnico frente al manillar de la bici para que el dragón que diseñó fuera capaz de lanzar fuego y soltar humo por la boca.

 

Redacción (EFE)