El miembro fundador de los Bee Gees, Barry Gibb, ha sido nombrado Caballero. Recibió los honores en el Palacio de Buckingham a manos del Principe de Gales “por sus méritos y servicios a la música y sus iniciativas caritativas”. El artista británico aceptó el nombramiento con estas palabras: “Si no fuera por  mis hermanos, no estaría aquí. Si hubiese escrito canciones por mi cuenta, todo esto habría tenido un final totalmente distinto”, dijo para la BBC.

Gibb ya había sido nombrado Comandante de la Orden del Imperio Británico (CBE).

 

(Redacción)