El viaje de un niño de Moratalaz llamado Alejandro Sánchez Pizarro que soñaba ser artista, que le llevó veintiséis años después al escenario en un multitudinario concierto en el estadio Vicente Calderón, ha sido recogido en el documental “Sanz: Lo que fui es lo que soy“.

Inmerso en la composición de su próximo trabajo, Alejandro Sanz no ha podido asistir hoy a la presentación en la sección Málaga Premiere del Festival de Cine en Español de este largometraje sobre su carrera, que culmina con el concierto “Más es más”, que ofreció el 24 de junio de 2017 en dicho estadio.

El cantante sí ha enviado un vídeo en el que afirma que era “el momento justo para hacer un documental”, porque cuando se empieza una carrera “hay pocas cosas que contar”.

Sanz ha confesado que al ver la película se ha llevado “muchas sorpresas” gracias al “trabajo documental impresionante” que ha sacado a la luz grabaciones domésticas de cuando tenía 5 años, con sus padres, su hermano y sus tíos, entre ellos documentos “que no recordaba ni sabía que existían”.

El documental aborda además su relación con Paco de Lucía, “que primero fue de admiración a nivel musical, luego Paco descubrió el talento de Alejandro y después hubo una amistad, con unas charlas en las que hablaban de todo y que acababan siempre rematando con una ‘pataíta’ por bulerías”, según Iglesias.

El equipo del documental se desplazó a la vivienda del cantante en Jarandilla de la Vera (Cáceres), donde ensayaba junto a los músicos el concierto del Vicente Calderón, y grabó la cuenta atrás y todos los preparativos para ese evento.

 

Redacción (Agencias)