Céline Dion, la cantante que empezó su carrera musical a los 12 años en una pequeña localidad quebequesa, ha cumplido los 50 (este 30 de marzo) como la artista canadiense con mayor reconocimiento internacional.

Inicialmente, Dion no había planeado celebrar de forma especial su medio siglo de vida, y de hecho tenía pensado actuar en The Colosseum del hotel Caesars Palace de Las Vegas como lo ha hecho de forma ininterrumpida desde 2011.

Sin embargo, una operación de oído ha obligado a la artista canadiense a tomarse un respiro de tres semanas, lo que le permitirá celebrar su cumpleaños en casa con sus tres hijos, René-Charles, de 17 años de edad, y los gemelos Nelson y Eddy.

En una reciente entrevista, Dion reconoció que su 50 cumpleaños es un poco especial porque el cinco es su número de la suerte.

Nacida en el seno de una familia numerosa en la localidad de Charlemagne, una humilde población en las cercanías de Montreal, Dion era la más joven de 14 hermanos.

En 1973, cuando tenía cinco años, cantó en la boda de su hermano Michel, la primera vez que actuaba delante del público, y descubrió lo que era ser una artista.

Cuando empecé a sentir el amor y el calor del público, me atrapó. Me dije a mí misma: realmente esto es lo que quiero hacer toda mi vida. Quiero ser una cantante“, declaró hace años en una entrevista en la televisión estadounidense.

Agencias.