El proceso de composición de una canción es, en la mayoría de los casos, tedioso y largo. En este proceso son esenciales las maquetas (o demos), grabaciones de ideas más o menos desarrolladas a partir de las cuales seguir trabajando para construir un tema. Por eso este tipo de material suele ser muy valorado por los fans de cada artista, pues es un modo de conocer su trabajo más allá del resultado final.

Recopilamos a continuación una serie de maquetas que terminaron convirtiéndose en canciones tan buenas y aceptadas por el público que llegaron a ser grandes éxitos. En algunas el cambio es notable, en otras se mantiene bastante la idea original. 

QUEEN

Grabación de las sesiones en las que el grupo británico trabajó durante 1982 para su disco Hot space. Escuchamos aquí Feel like, una versión previa de lo que luego fue el gran clásico Under pressure. Destacan la voz de Freddie jugueteando para encontrar su sitio y los fraseos de guitarra de Brian May.

THE BEATLES

Más que una maqueta propiamente dicha, aquí podemos escuchar a John Lennon trabajando en lo que finalmente sería Strawberry fields forever, intentando dar con una estructura convincente junto a sus compañeros. En este vídeo tenemos ocho minutos de las 45 horas que tardaron en refinar el tema en noviembre de 1966.

U2

Internet está repleta de maquetas de canciones de U2 en las que se vislumbran posibles caminos que no llegan a ninguna parte, pero también en otras ocasiones grabaciones ya incluso con título que perfectamente podrían haber sido editadas así, pero a las que el grupo irlandés aún les dio otra vuelta para llevarlas a otro nivel. Es el caso de Native Son, peaño inmediatamente anterior a lo que terminó siendo Vertigo.

BLUR

La base rítmica marca un ritmo poderoso con batería y bajo mientras los teclados se apoderan de todo. La guitarra entra y sale con una distorsión bastante agresiva. Una versión iniciática que bien podría ser un clásico ochentero si se la pule un poquito. Y más bailable que la que terminaron publicando.

OASIS

Esta maqueta de Rock n Roll Star mantiene el romanticismo de una grabación no destinada a ser una toma definitiva. La batería aporta otros arreglos que en el álbum de debut de Oasis, aquel Definitely Maybe de 1994. Liam canta con una naturalidad fabulosa.

A-HA

Adorable muy primera versión del Take on me de A-HA, en la que ya estaba su famoso riff de teclado. Los gritos que pega el vocalista Morten Harket constatan que estaban aún probando posibilidades y no tenían la letra terminada. Mucho jugueteo.

BLONDIE

Blondie escribieron en 1974 Once I had a love, un tema funk con toques de música disco con evidente potencial, pero que no supieron terminar. Fue cuatro años después, al conocier al productor Mike Chapman, cuando consiguieron vestir adecuadamente a la aspirante a canción y convertirla en un clásico del nivel de Heart of Glass.

MICHAEL JACKSON

Uno de los temas estrella de Thriller (1983), el disco más vendido de todos los tiempos. En esta grabación escuchamos la base prácticamente terminada, con Michael cantando encima probando registros e incluso atreviéndose a hacer un poquito de scat. Pura diversión.

Redacción (Agencias)