Adele y Sam Smith tienen muchas cosas en común. Ambos son londinenses, revitalizadores del soul blanco más clásico y colecciones premios concedidos por todo el planeta.

Además, los dos tienen voces que generan profundas emociones en sus seguidores. Quizás por esto último, un tipo llamado Jesse está triunfando en Twitter con un curioso experimento: ha compartido un vídeo en el que pone Hello de Adele en un plato de vinilo. En un momento dado, reduce la velocidad de reproducción y, ahí lo tenemos, suena como la voz de Sam Smith.

 


No deja de ser un experimento curioso, pero el vídeo ya lo han visto más de cuatro millones de personas. El twit original cuenta con más de 130.000 retuits y 300.000 likes.

Redacción (Agencias)