Los españoles cambian sus teléfonos móviles al menos una vez cada dos años, y no porque el dispositivo deje de funcionar correctamente, sino porque desean estar a la última moda en tecnología. Así lo asegura la compañía de compra-venta de dispositivo y cámaras locompramos.es.

A pesar de que la esperanza de vida de los móviles es de alrededor de cinco años, la mayoría son desechados y revendidos cuando aún tienen valor en el mercado. Esta actividad, la reventa, es la principal opción entre los usuarios para financiar la compra del nuevo terminal.

Aunque el ‘smartphone’ siga funcionando, los usuarios apuestan por la innovación tecnológica para buscar mejoras en el rendimiento, la seguridad o las prestaciones de la cámara que ofrecen los nuevos dispositivos. 

Mientras que algunos usuarios buscan comprar el móvil con la última tecnología, en el mercado de segunda mano valoran la relación calidad-precio. En este caso, los compradores buscan modelos de alta gama, aunque sean versiones antiguas.

Redacción (Agencias)