Hoy se celebra el Día Mundial de la Tapa, una jornada en la que la tapa será, hoy más que nunca, la protagonista en establecimientos hosteleros españoles.

La tapa y el tapeo son elementos diferenciales de la gastronomía española, de ahí que se hayan iniciado los trámites para que sea considerada Patrimonio Cultural Inmaterial.

Entre las tapas más famosas españolas, la tortilla de patatas encabeza la lista de favoritas seguida de patatas bravas, croquetas y ensaladilla rusa. Además, la mayoría de los españoles acompañan la tapa con una caña.

Uno de los objetivos del Día Mundial de la Tapa es que se identifique como producto español y aprovechar el tirón del turismo gastronómico que atrajo a casi 10 millones de visitantes en 2015.

Redacción (Agencias)