España y el resto de países que desde hace unos años participan de forma directa en la final del festival de Eurovisión actuarán también a partir de la próxima edición en alguna de las dos semifinales, pero sin estar sometidos a la eliminación.

Esta decisión afecta en concreto al llamado “Big Five” (España, Italia, Reino Unido, Francia y Alemania) y al país anfitrión, que en 2016 será Suecia, tras su victoria con Mans Zelmerlöw y la canción “Heroes”. La decisión intenta garantizar así a estos países la misma visibilidad que al resto de aspirantes, quienes, al someterse a una semifinal previa, que también es televisada, disponen de dos oportunidades para impactar en jurados y público.

Esto supondrá asimismo que tendrán que personarse un par de días antes de lo habitual en la sede del festival. Además, contarán con más promoción y mayor número de ensayos. Eurovisión 2016 se celebrará en el Globen Arena de Estocolmo los días 10, 12 y 14 de mayo.

Redacción (Agencias)