Llega la época de exámenes y de los nervios ante las pruebas. Por eso, una universidad inglesa ha dado con la solución para evitar el estrés de los exámenes: acariciar cerdos.

Una organización de alumnos ha puesto en marcha un espacio en el centro educativo en el que los estudiantes pueden acariciar crías de cerdos y jugar con ellos. Desde la organización indican que se trata de una iniciativa que realmente funciona para quitarse el estrés que ocasionan los exámenes.

“Nuestro principal objetivo es proporcionarle a los estudiantes una plataforma para que descansen en su estudio”, indica el presidente de esta organización.

Esta acción no solo permite liberar tensiones sino que es también una experiencia solidaria, ya que los estudiantes que participan hacen donaciones para una oenegé local de perros guía.

 

Redacción (Agencias)