Chandrayaan 1, ése es el nombre del artefacto que orbita la Luna y que ha hallado esta forma de agua. Según la información de la NASA, estas partículas de agua magmática se encuentran en la superficie lunar.

 Ya se había encontrado agua anteriormente pero eso sí, en forma helada o en el fondo de cráteres prácticamente inaccesibles. Por el momento, la NASA desconoce de dónde puede provenir la fuente exacta aunque todo a punta a que sea de las profundidades lunares.

 El hallazgo se ha llevado a cabo a partir de una serie de imágenes procedentes de la sonda del cráter Bullialdus, cerca del ecuador lunar. Ése es el área que precisamente interesa a los científicos porque podría cuantificar de una manera más exacta el volumen de agua que pueda haber dentro de las rocas.

 «En la comparación con su entorno encontramos que la porción central de este cráter contiene un volumen significativo de hidroxilo, una molécula que consiste de un átomo de oxígeno y uno de hidrógeno, lo cual es prueba de que las rocas en este cráter contienen agua que se originó muy por debajo de la superficie lunar», ha explicado Rachel Klima, geóloga planetaria en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins, en Laural, Maryland (Estados Unidos)

 Redacción (Agencias)