El actor español Tony Leblanc ha fallecido hoy en su domicilio de Villaviciosa de Odón, próximo a Madrid, a los 90 años de edad a consecuencia de un fallo cardíaco.

Ignacio Fernández Sánchez Leblanc, conocido como Tony Leblanc, nació el 7 de mayo de 1922 en Madrid, ciudad donde trabajó como botones y ascensorista en el Museo del Prado, del que su padre era conserje. Un empleo que intercaló con el baile, proclamándose campeón de España de claqué en 1942.

Debutó sobre los escenarios como figurante de Pastora Imperio y Celia Gámez, hasta convertirse en imprescindible en la comedia española, con títulos como “Las chicas de la Cruz Roja”, “Amor bajo cero” y “El día de los enamorados”, en ellas coincidió con Concha Velasco y son algunas de las películas más recordadas de su filmografía.

Decidió retirarse a finales de los 70 tras el rodaje de “Tres suecas para tres Rodríguez”. Y a principios de los 80 sufrió un accidente de tráfico que le dejó secuelas graves por un largo tiempo en el que fue animado por compañeros del espectáculo, con homenajes en su honor y estímulos para proseguir con la escritura.

Volvió a escena en los 90 de la mano de Santiago Segura y su “Torrente, el brazo tonto de la ley”, esta interpretación le valió el Goya al mejor actor de reparto. La recogida del premio fue especialmente emotiva, debido a la inesperada recuperación del actor, que logró caminar. Además en 1993 recibió el Goya de honor.

En 2007 sufrió un infarto agudo de miocardio por lo que permaneció durante 10 días ingresado en un hospital de Madrid. De aquello logró recuperarse, pero esta tarde su corazón se ha parado obligándonos a decir para siempre, ¡adiós Leblanc!

Redacción (Agencias)