Las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados. Sin darnos cuenta están acabando con costumbres tan básicas como mirar las manillas de un reloj para saber la hora. Esto es lo que ha ocurrido en las aulas de escuelas en Reino Unido.


Según informa ‘Inspire to change’, las autoridades escolares británicas han comenzado a sustituir los relojes analógicos que colgaban en sus aulas por digitales tras numerosas quejas de sus alumnos al no saber ‘leer el tiempo’ mientras realizaban sus exámenes.

La directora de un instituto de Londres asegura que esta medida será favorable ya que “los estudiantes a menudo interrumpen para preguntar cuánto tiempo queda y al cambiar a los relojes digitales, los estudiantes podrán ver la hora, lo que llevará a menos interrupciones durante la prueba”. Además, apunta que como “casi todo lo que tienen los jóvenes es digital, están expuestos al tiempo que se les da digitalmente en todas partes”.

A diferencia de Reino Unido, Estados Unidos aún sigue manteniendo relojes analógicos.

Redacción (Agencias)