La industria de la música grabada en España mejoró un 2,4 por ciento sus ingresos en 2018 respecto al año anterior por el empuje de la escucha en “streaming”, que ya representa casi la mitad de los ingresos, un 47 %.

Según los datos de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por sus siglas en inglés), que hoy ha presentado su informe anual “Global Music Reports”, el sector generó en el pasado ejercicio 237,2 millones de euros, casi 6 millones más que en 2017.

El mercado físico por su parte generó 68,2 millones de euros, un 28,8 % del total, con desigual suerte para los CD (con una nueva caída del 20 %, hasta los 53,8 millones que propiciaron los 6,5 millones de unidades vendidas) y el vinilo (que aumentó un 19 % sus ingresos, hasta 11,7 millones, lo que representa el 17 % de los formatos tradicionales.

Redacción (Agencias)